miércoles, 9 de octubre de 2013

Ley Contra el Racismo cumple 3 años y diputado Medina observa alcance de la norma

La Paz, 9 Oct. (Prensa Diputado Jorge Medina).- La Ley 045 contra el Racismo y Toda Forma de Discriminación cumplió tres años de vigencia y el diputado proyectista, Jorge Medina (MAS-IPSP), observa algunas deficiencias en su aplicación, sobre todo en el tema del alcance de la norma y la no consolidación de una cultura del buen trato.
 
La Ley 045 fue promulgada por el presidente Evo Morales el 8 de octubre de 2010 y el objeto de la norma es establecer mecanismos y procedimientos para la prevención y sanción de actos de racismo y toda forma de discriminación, en el marco de la Constitución Política del Estado y Tratados Internacionales de Derechos Humanos. El objetivo es eliminar las conductas de racismo y toda forma de discriminación y consolidar políticas públicas de protección y prevención de delitos de esta índole.
 
“Haciendo un análisis frío de la ley, en tres años de vigencia queda establecido que el objetivo integral de la Ley 045 no ha sido cumplido, pues aún persisten los actos de racismo y discriminación, aunque no en la medida que existía antes”, evaluó el diputado afroboliviano.
 
Si bien la norma ha sido un paso fundamental para establecer que en el país no se aceptan tratos discriminatorios o racistas entre las bolivianas y los bolivianos, el tema de erradicar este tipo de conductas pasa por la generación de una cultura del buen trato que debe ser trabajada desde diferentes instituciones e instancias de la sociedad civil y el Estado como tal, explicó el legislador.
 
“Un tema fundamental de la ley ha sido la generación de una cultura del buen trato entre las bolivianas y los bolivianos, cuestión que no se logra de la noche a la mañana y menos si no se tiene el apoyo de los diferentes componentes que hacen a nuestra sociedad, partiendo desde los valores y principios inculcados en la familia, pasando por la educación en sus diferentes niveles, hasta las políticas que se deben gestar desde las instancias de gobierno”, señaló el legislador.
 
Ha habido avances en esta temática, destaca Medina, pero reconoce que el trabajo no ha sido continuo. “Es triste ver cómo en algunas unidades militares, los conscriptos, aún perviven en un escenario de discriminación, pero es reconfortante conocer que a nivel de la administración pública existan mujeres o indígenas o campesinos ocupando espacios de poder, es decir hay avances, pero no en su totalidad”, señaló.
 
Medina recalcó que la lucha contra el racismo y la discriminación es un trabajo que inmiscuye a toda la población, y los operadores importantes en este aspecto son los medios de comunicación, a los que el legislador pidió que continúen con la difusión de espacios destinados a generar conciencia y cultura para abolir este tipo de prácticas.
 
“Los medios de comunicación deben continuar apoyando esta campaña contra el racismo y la discriminación, qué mejor que ellos para difundir un mensaje de paz, de igualdad, de valores que construyan una mejor Bolivia, no porque la ley lo establece, sino por un sentido de hacer patria desde sus funciones”, sostuvo.
 
Es de esa manera que el diputado pidió a la población ahondar esfuerzos para erradicar el racismo y la discriminación de Bolivia, primordialmente, enseñando con el ejemplo y se comprometió a continuar con su labor legislativa de socialización de la norma, para ampliar los conocimientos de la población respecto a la ley y sus principales fines y objetivos.

///RAP

No hay comentarios:

Publicar un comentario