viernes, 30 de noviembre de 2012

5 años han pasado desde la coronación del último Rey Afroboliviano

La Paz, 30 Nov. (Prensa Diputado Jorge Medina).- Han pasado casi cinco años desde que se coronó como el Rey de los Afrobolivianos a Julio Pinedo, un humilde campesino que es venerado y reconocido por la cultura afroboliviana como su mentor.
 
El diputado Jorge Medina (MAS-IPSP) recordó este viernes la coronación del último rey Afro que queda en Latinoamérica y su aporte al desarrollo de la cultura y las tradiciones de este pueblo.
 
“Hace cinco años, exactamente en diciembre de 2007, se coronó a Julio Pinedo como el Rey del pueblo Afroboliviano. Actualmente el Rey se encuentra en Mururata, donde funge como un guía para nuestro pueblo”, expresó el legislador.
 
El Rey fue coronado en un acto llevado adelante en la ciudad de La Paz, encabezado por el entonces prefecto del departamento, José Luis Paredes.
 
Pinedo reside en la población de Mururata de los Yungas de La Paz y es el sucesor del Rey Bonifacio Pinedo, quién es descendiente de estirpe de la real nobleza de una de las tribus del Congo africano. Bonifacio fue coronado como Rey en 1932, en su hacienda de Mururata.
 
El Rey tiene la condición de protector de los afrobolivianos, mantiene la paz y el orden en la comunidad, su responsabilidad es la defensa y el cuidado de sus tradiciones y estimula a su pueblo a buscar mejores condiciones de vida, educación y salud.
 
Cuenta la historia que durante la época colonial, cuando los conquistadores españoles trajeron a los negros como esclavos hacia estas tierras sin importarles a qué tribu pertenecían y quién era su líder, todos fueron vendidos por igual.
 
Entre medio de los esclavos africanos se encontraba la ascendencia del monarca, pues aun así los esclavos conocían quien era su rey. Después de la independencia de los países de América, en Bolivia la comunidad lo ha conservado hasta del día de hoy, como una tradición hereditaria de generación en generación.
RAP///

No hay comentarios:

Publicar un comentario